Categoría: Más extrañas

Las fiestas españolas más extrañas

Desde el lanzamiento de tomates hasta las bulliciosas corridas de toros junto a los poderosos festivales de música, los españoles sabemos cómo organizar una fiesta. El paraíso mediterráneo es rico en festivales eclécticos, que celebran desde eventos religiosos hasta especialidades de comida y vino y tradiciones clásicas como las mentadas corridas de toros.

Bien mirado, a los ojos de los extranjeros estas fiestas pueden parecer pintorescas pero a la vez bastante ajenas y extrañas a su cultura; estas son algunas de las que podríamos calificar como «las más extrañas»:

  • La Tomatina, Buñol: Uno de los festivales más extraños y maravillosos de España tiene lugar en el pequeño pueblo de Buñol, que recibe a 30,000 visitantes a fines de agosto anualmente. La Tomatina invita a los participantes a recolectar tomates demasiado maduros y arrojarse unos a otros en una ceremonia muy entretenida. Los juegos comienzan alrededor de las 11 a.m., cuando se coloca un jamón encima de un palo grande y engrasado y la gente corre para subir a la cima y bajarlo. Con la victoria, comienza oficialmente el lanzamiento de tomates. 
  • San Isidro, Madrid: San Isidro es el patrón de Madrid y esta celebración marca el inicio de la temporada taurina donde los mejores de la industria viajan para celebrar la ocasión. Parte del encanto de este festival radica en la vestimenta tradicional que todos usan en la plaza para conciertos al aire libre con bailes clásicos españoles. 
  • Festival del vino de Haro, La Rioja: Conocida como la Batalla del Vino, las festividades implican que los participantes encuentren contenedores y lleven tanto vino como sea físicamente posible, listos para lanzar a otros asistentes al festival en combate. La batalla supuestamente se desarrolla a partir de una disputa entre dos ciudades en el siglo X y ahora atrae a personas de todo el mundo, vestidas tradicionalmente de blanco.
  • Feria del caballo de Jerez, Cádiz: Este festival de Jerez de la Frontera se remonta a 1264; en estos días, atrae a más de un millón de visitantes listos para participar en competiciones de caballos o unirse a la alegría general de baile flamenco y bebida de jerez. Las festividades diurnas ven las calles llenas de coloridos desfiles de caballos y hombres vestidos con atuendos regios con sombreros de copa, mientras que las mujeres visten trajes de flamenco tradicionales. Este festival realmente lo tiene todo; desde actividades de caballos hasta corridas de toros, música y baile hasta tarde en la noche, personifica lo mejor de la cultura española.
  • San Fermines, Pamplona: Famoso por su procesión de toros líderes por el centro de la ciudad, este festival es uno de los eventos más inusuales de España. Se originó al honrar al patrón San Fermín, pero hoy en día es una gran mezcla de diferentes fiestas, corridas de toros y mercados. Lo más destacado es el Encierro, un espectáculo de toros que corren detrás de los corredores durante 800 metros entre la calle Santo Domingo y la plaza de toros.